The state I am in

Hoy he vuelto a hablar con Jorge por messenger. Esta vez he sido yo el que le ha dado conversación, pero me temo que será la última. No me gusta un pelo la actitud que está tomando conmigo. Por una parte, parece que no quiere saber nada más de mí, y por otra se esfuerza en demostrarme todo lo contrario. Es como si me tuviese lástima, como si me compadeciera, y creo que tendría que tener bastante claro que no necesito sus favores altruistas y sus migajas de compasión. Esa actitud suya me parece un atentado contra mi dignidad.

Me gustaría que se relajara y que pudiésemos ser amigos, sin más. Que no hubiera tensión ni dificultades, que no estuviésemos pendientes de posibles dobles sentidos en cada palabra. Supongo que es necesario que pase el tiempo y que terminemos de olvidar cualquier sentimiento y enterremos los últimos rescoldos de pasión que nos quedan. Pero quizás para entonces ya se haya ido a trabajar fuera de la ciudad y este lazo que nos une se quede cojo, huérfano de definición. Por mi parte, haré lo posible por encauzar nuestra relación hasta las lindes de la amistad, pero dudo que lo consiga.

5 dicen lo que piensan:

Pececillo con volantes dijo...

Espero que tengas suerte porque yo pasé por algo parecido y costó MUCHISIMO salir de esa fase de dobles sentidos y de buscarle cuatro patas al gato.

De todas formas tuve suerte. Al final decidí hablar claro y poner las cosas en su sitio y me salió bien. Ahora somos buenos amigos y creo que nos entendemos sin problemas.

Bueno, el problema lo tengo yo ahora que no sé como decirle que estoy saliendo con alguien. Y no sé si puede hacerle daño (o si a lo mejor no se lo quiero decir).

Jeje Puede que aún no esté todo tan claro después de todo.

Suerte!!

j4m3s dijo...

Mucho tiempo habrá de pasar para que podáis volver a ser amigos, a veces, la parte que deja, parece preocuparse por los dejados por un sentimiento de culpabilidad, pero siempre se mostrará distante, para no generar falsas expectativas en el abandonado.
Cualquier intento de acercamiento por tu parte supondrá un mayor rechazo.
Te lo dice el más rechazado de todos :). Hoy por hoy, mi ex y yo no solo no somos amigos, si no que nos odiamos con todas nuestras fuerzas. La verdad es que yo a veces me pregunto que tal le irá... pero ya no intento llamarle. Me cansé de sentirme ignorado.
Aunque, no todas las historias tienen porque ser iguales. Parece que Pez es feliz.

Lance dijo...

Wenas!

Muchas veces mantener la amistad con alguien con quien has estado saliento es difícil, pero se consigue, se tarda, pero yo ahora con mi ex me hablo como antes, aunque han tenido que pasar 3 meses para que se arreglase todo...es complicado y lento pero se consigue, animos!

En tu caso es diferente, porque se va fuera...pero bueno, intenta ir arreglandolo poco a poco...

Besos!

wendy - calderas de condensacion dijo...

con paciencia dale tiempo al tiempo

Nestor | Calderas dijo...

que son ellos o ellas