Blogaysfera

Siguiendo con los consejos que la “Miniguía para salir bien librado del primer mes como blogger”, esta mañana me dispuse a buscar blogs de temática similar al mío y dejarles un comentario, con el fin de ir conociendo a otros bloggers y hacerme un huequito en la red. Me encanta leer y disfruto muchísimo cuando encuentro un texto interesante –sea de la temática que sea– en la red, por eso imaginé que este punto de la guía sería bastante entretenido de completar. Pero me equivocaba.

Desde que concebí el blog, supe que lo hice para convertirlo en una bitácora de temática personal, y que estaría orientado a un público mayoritariamente gay o gayfriendly (cualquier visitante es bien recibido, por supuesto, pero ese sería, por decirlo de algún modo, mi público target.) Partiendo de esas premisas, abrí una pestaña en mi Firefox y tecleé en el cuadro de búsqueda de Google las palabras blog personal gay. No soy muy diestro en artes informáticas y es posible que dichos parámetros no fuesen los adecuados, pero el resultado del sondeo fue desalentador. No había casi nada relacionado con lo que buscaba.

Después de descartar al buscador por excelencia, me aventuré en portales gays como Chueca.com, que a veces ofrecen servicios de hosting para bloggers. Le siguieron los directorios. Empecé con Bitácoras.com, pero la mayoría de los blogs que me mostraba estaban cerrados y abandonados. Acabé en Blogueros Gay, que fue la única página capaz de ofrecerme algunos enlaces interesantes, repasé unos cuantos blogs atractivos, dejé mis impresiones y me olvidé del asunto.

¿Conclusión? Abrirme a todo tipo de blogs. Quizás mi error fue obviar que en el mundo gay es difícil escapar de las garras del sexo explícito, y que su vertiente blogueril no iba a ser una excepción. No hablo desde la crítica, pero no creo que para mantener un weblog sea necesario poner una foto de un cubano en pelotas o el sextape de Colin Farrell en cada post. Twentytantos está en contra de la pornografía gratuita en bitácoras de temática personal. Que tengan un buen día.

6 dicen lo que piensan:

j4m3s dijo...

Bienvenido a los blogs, y bienvenido a los blogs gays. Yo, como ves, aparezco en bloguerosgay.com pero no público pornografia gratuita (aunque ya te mandaré alguna foto picantona de mi mismo - es brooooma-) ! tu blog tb tiene muy buena pinta, saludos y bienvenido de nuevo!

victor esparza dijo...

mira que sacaste provecho de buscar blogs de tu temática: comprobaste que , lamentablemente, tambien en la red se vive una falsa moral y 1) o no se habla del tema, como tu lo pretendes abordar, 2) se exagera y cae en el morbo.

Yo esta mañana me cruce sin querer con el blog de una chica lesbiana http://weirdandsex.blogspot.com/ y me parece que las mujeres en sus bitácoras han sido más maduras para tratar el tema. Exito.

Lance dijo...

Wenas!

Si, yo probe algo parecido y me paso lo mismo, casi sin resultados...

Por otra parte me pasaba y me sigue pasando mucho, que hay veces que encuentro un blog que me gusta y el bloguero ya lo ha dejado...pero no te desanimes hay blogs buenos, solo que a veces cuesta encontrarlos, yo creo que lo mejor es entrar en blogs e ir mirando los enlaces que tienen a otros blogs...

Besos!

DIOS dijo...

Tal vez puedas tomar este "no encuentro" de otros blogs con temáticas gays bien abordadas como una ventaja...
Puede ser una oportunidad de que, mientras haces crecer tu blog, difundas un poco una forma distinta de hablar del tema: sin morbos, ni problemas, ni falsedades (como reseña Victor)... simplemente siendo como sos! ;)
Esas son las ventajas y desventajas de entrar en una categoría "bloggera" poco frecuente o que hasta ahora esta siendo mal usada por algunos: no se tiene mucha compañía o referentes en cuanto a otros blogs, pero a la vez es una ventaja... No te pueden comparar mucho con nadie, y mientras hables de una forma madura, seria de tu vida, podrías estar marcando a otros a hacer lo mismo ;)

wendy - calderas de gas dijo...

buen blog

Nestor | Calderas dijo...

yo lo sabia que son gay